Refinanciamiento convencional

Como dueño de casa, usted sabe la importancia de hacer que su vivienda sea lo más asequible posible. Una vez que usted es el dueño de la casa, tiene el derecho de refinanciarla, posibilitando que se reemplace su hipoteca actual con una nueva. Por refinanciar con un préstamo hipotecario convencional, usted puede bajar los pagos hipotecarios, saldar la hipoteca más rápido u obtener acceso a efectivo para reducir deudas con tasas de interés altas o afrontar gastos extras.

Sin importar si la hipoteca original fuera convencional, de la FHA o del VA, usted podría cualificar para un refinanciamiento convencional. El proceso de cualificación para refinanciar es similar al de comprar: Usted tiene que cumplir con las normas establecidas para prestatarios por dos empresas patrocinadas por el gobierno federal, “Fannie Mae” (Asociación Federal Nacional Hipotecaria) y “Freddie Mac” (Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios). Cumplir con esas normas le abre la posibilidad de opciones flexibles para refinanciar.

Empecemos a tramitar su hipoteca

¿Qué es un préstamo de refinanciamiento convencional?

Hay dos categorías de préstamos convencionales para refinanciar:

  1. Refinanciamiento a tasa y plazo
  2. Refinanciamiento con desembolso de efectivo

Refinanciamiento a tasa y plazo

Los refinanciamientos a tasa y plazo le permiten . . .

  • Bajar el pago mensual por bajar la tasa de interés
  • Saldar (cancelar) la hipoteca más rápidamente
  • Eliminar el costo del seguro hipotecario (PMI) si tiene el 20% de valor líquido (capital acumulado) en la vivienda al momento de refinanciar

Refinanciamiento con desembolso de efectivo

Los refinanciamientos con desembolso de efectivo dejan que usted . . .

  • Tenga acceso a efectivo del capital acumulado en su casa
  • Reemplace la hipoteca actual con una hipoteca más grande (con un saldo más grande de lo que debe ahora)
  • Reciba efectivo que puede usar para otros gastos (como deudas que tiene una tasa de interés más alta u otras necesidades como renovaciones al hogar o el costo de la universidad)
  • Pida prestado hasta el 80% del valor de la casa

Cómo obtener un préstamo de refinanciamiento convencional

Para precisar si un préstamo hipotecario de refinanciamiento convencional es la opción mejor para refinanciar su vivienda, ¡comuníquese con nosotros! Para que usted pueda empezar, hemos resumido los pasos y la documentación necesitados para familiarizarle mejor con el proceso.

El proceso de refinanciar

¡Póngase en contacto con nosotros! Le ayudaremos a determinar si sea de beneficio suyo refinanciar la hipoteca actual.

Para un refinanciamiento convencional, consideraremos . . . 

  • La tasa de interés que tiene ahora
  • Su puntaje de crédito
  • El valor de mercado actual de su casa (por una tasación profesional)
  • El valor líquido que usted tiene en la vivienda


Para un refinanciamiento a tasa y plazo o uno con desembolso de efectivo, nosotros . . .

  • Explicaremos sus opciones para encontrar lo que le dé el beneficio mayor
  • Dialogaremos sobre las condiciones para las cuales usted cualifique
  • Le guiaremos por cada paso hasta el cierre de su nuevo préstamo hipotecario de refinanciamiento

Requisitos para un refinanciamiento convencional

  • Aquí están los requisitos comunes de cualificación para un refinanciamiento convencional. Si usted tiene preguntas, ¡estamos aquí para ayudarle!
    • Puntaje de crédito mínimo de 620 o más. (Un puntaje más alto a menudo resulta en una tasa de interés mejor.)
    • Relación deuda-ingreso (DTI, por sus siglas en inglés) al 50% o por debajo. (DTI revela el porcentaje de los ingresos que paga por la deuda.)
    • Verificación e historial de empleo
    • Relación préstamo-valor (LTV, por sus siglas en inglés) del 80% o menos, que quiere decir que tiene el 20% (o más) de capital acumulado en la casa. (Si tiene el seguro PMI, un refinanciamiento podría facilitar su terminación.)

Preguntas frecuentes sobre el refinanciamiento

Su vivienda es una inversión mayor. Está perfectamente bien que tiene preguntas sobre el refinanciamiento de ella. Hemos compilado las contestaciones a las preguntas que a menudo se hacen, pero no demore en hacernos más.

En la mayoría de los casos, si su nombre está en el título de la propiedad y si ha pagado la hipoteca actual por un mínimo de seis meses, usted podrá refinanciar con un préstamo convencional.

Esto es común para prestatarios con préstamos convencionales o FHA. Los dueños de casa que actualmente tienen un préstamo FHA posiblemente tendrían que esperar un año para hacer un préstamo convencional con desembolso de efectivo.

Esto depende del tipo de refinanciamiento y los beneficios que espere. Es mejor que tenga por lo menos el 20% de capital acumulado (valor líquido) para obtener un refinanciamiento a tasa y plazo porque ese capital le permite eliminar el pago por el seguro hipotecario (PMI). (Para un refinanciamiento con desembolso de efectivo, se exige un mínimo del 20% de capital acumulado por lo general.)

Aunque el capital acumulado que usted tiene en su casa sea menor del 20%, aun así, podría ser que beneficiara de refinanciar. Sin embargo, es posible que tenga que seguir con el PMI. También existe la posibilidad de que la tasa de interés no sea tan baja.

Un préstamo hipotecario de refinanciamiento convencional atraviesa muchos de los mismos pasos que se requiere para un préstamo convencional de compra. Tal como pasó cuando compró su casa, necesitará otra tasación profesional para un refinanciamiento convencional de modo que se ponga al día el valor de la casa.

Una vez establecido el valor, podemos finalizar los detalles de su préstamo de refinanciamiento para definir cuánto sea la reducción en el pago mensual con un refinanciamiento de tasa y plazo o cuánto pueda pedir prestado con un refinanciamiento con desembolso de efectivo.

Un refinanciamiento convencional puede reemplazar varios tipos de préstamos para la compra, inclusive los de la FHA o el VA. Además, un refinanciamiento convencional ofrece mayores posibilidades para refinanciamientos de tasa y plazo o con desembolso de efectivo. No obstante, el refinanciamiento convencional requiere más documentación, más tiempo y un puntaje de crédito más alto.

En cambio, el préstamo de refinanciamiento “Streamline” de la FHA está disponible únicamente para propietarios que actualmente tienen un préstamo hipotecario FHA. Es la misma situación con el “IRRRL” del VA; solamente los prestarios que ya tienen una hipoteca del VA pueden aprovechar del IRRRL. El proceso de solicitud para estos préstamos es más corto y menos complicado que él del refinanciamiento convencional, pero hay menos opciones.

Tal como es el caso con préstamos convencionales para comprar una vivienda, hay costos por adelantado, así como ellos que se incluyen en los pagos mensuales continuados. Le detallaremos todos estos gastos mientras se tramite su préstamo, y le revelaremos la suma total antes del cierre.

Generalmente, los costos de cierre tienen un rango del 2% al 4% del total del préstamo hipotecario.

Empecemos a tramitar su hipoteca

LOS BENEFICIOS DEL REFINANCIAMIENTO CONVENCIONAL
  • Es el préstamo hipotecario más común
  • Opciones flexibles en cuanto al plazo (largo) de la hipoteca
  • Bajar la tasa de interés
  • Saldar la hipoteca más rápido
  • Aprovechar del capital acumulado para pedir prestado en efectivo
  • Tasas reducidas si el puntaje de crédito es más alto
  • Eliminar el seguro hipotecario (PMI) si el valor líquido es del 20% o más
ES