Refinanciamiento con desembolso de efectivo

Ser dueño de su propia casa es una inversión importante, una que le ayuda a aumentar el capital acumulado (también conocido como “el valor líquido”). Afortunadamente, usted no tiene que esperar hasta saldar la hipoteca antes de tener acceso al capital acumulado en su casa. Usted puede transformar el capital acumulado en efectivo por un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo.

Un refinanciamiento con desembolso de efectivo es un préstamo hipotecario nuevo que reemplaza su hipoteca actual y le da efectivo en el cierre. Este efectivo se puede usar para cualquier propósito que usted elija, como reparaciones a la casa, saldar deudas con tasas de interés altas o invertir en otras propiedades.

Empecemos a tramitar su hipoteca
Purchase or Refinance(Required)
This field is for validation purposes and should be left unchanged.

¿Qué es un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo?

Un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo es una categoría de hipoteca que permite a los dueños de casa sacar dinero —en efectivo— del capital acumulado que resulta de la inversión que han hecho en su vivienda. En esencia, uno contrata una hipoteca nueva con un monto más alto como reemplazo de la hipoteca actual y recibe la diferencia en efectivo al cierre.

Este efectivo se puede usar para cualquier propósito que usted escoja, como para reparaciones y mejoramientos a la casa, pagar deudas acompañadas de altas tasas de interés o invertir en una otra propiedad. Un refinanciamiento con desembolso de efectivo es una gran manera de pedir prestado efectivo de su casa sin tener que obtener una segunda hipoteca o una línea de crédito garantizada por la plusvalía (HELOC, por sus siglas en inglés).

Mientras que usted tenga varias opciones cuando decide financiar —sea tratar de cubrir los gastos, pagar una deuda que lleva elevado interés, liquidar deudas estudiantiles u otras necesidades—, podría ser que esas otras posibilidades no ofrezcan condiciones asequibles. Aquí entran los préstamos de refinanciamiento con desembolso de efectivo.

Si el préstamo hipotecario original con que compró su casa fuera convencional, FHA o VA, usted podría cualificar para un refinanciamiento con desembolso de efectivo. El proceso de cualificación es similar al de un préstamo para comprar convencional. Tiene que satisfacer los requisitos establecidos por la Fannie Mae (Asociación Federal Nacional Hipotecaria) y la Freddie Mac (Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios), las dos agencias patrocinadas y supervisadas por el gobierno federal. Por medio de estos requisitos, hay opciones flexibles para el refinanciamiento.

Cómo conseguir un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo

Para confirmar si un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo es la mejor opción para lograr sus metas financieras, conecte con nosotros. Para ayudarle a empezar, hemos hecho un resumen de los pasos y la documentación que se necesitan para ayudarle a entender lo que se requiere para obtener la aprobación.

El proceso de refinanciar

Póngase en contacto con nosotros, y le ayudaremos a evaluar si sea beneficioso refinanciar su hipoteca actual. Para un refinanciamiento con desembolso de efectivo, analizaremos su tasa de interés vigente y su puntaje de crédito, pediremos una tasación de la casa y calcularemos su capital acumulado en la casa.

Estaremos con usted durante todo el proceso que conduce al cierre, el momento clave cuando puede comenzar a aprovechar del valor acumulado con el dinero que recibirá.

Requisitos para el refinanciamiento con desembolso de efectivo

Estos son los requisitos comunes para cualificar para un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo. Si tiene preguntas acerca de estos requisitos, estamos a la orden.

    • En la mayoría de los casos, es mejor tener un puntaje de crédito de 620 o más. Conseguir una mejor tasa de interés puede ser el resultado de un puntaje de crédito más alto.
    • Como parte de la suscripción de su préstamo, usted necesitará documentación que muestre ingresos consistentes y continuos con una relación deuda-ingreso total (DTI, por sus siglas en inglés) al 43% o menos. (DTI revela cuánto de su ingreso mensual se usa para pagar su deuda.)
    • Junto con la información sobre sus ingresos, se le exige la verificación y el historial del empleo.
    • La relación préstamo-valor (LTV, por sus siglas en inglés) al 80% o menos, que quiere decir que usted ha invertido por lo menos el 20% del valor total de la casa. Esto no se requiere en todos los casos, pero el capital acumulado suyo al 20% puede eliminar la necesidad del seguro hipotecario privado (PMI, por sus siglas en inglés) y así permitirle pedir prestado el monto máximo de efectivo.
    • Mostrar prueba de pagos fiables y puntuales para su hipoteca actual o pasada también ayuda al solicitar un préstamo de refinanciamiento.

Preguntas frecuentes sobre préstamos de refinanciamiento

Aprovechar al máximo su vivienda en relación con sus objetivos financieros tiene un impacto grande en su vida. Está bien que tenga preguntas. Hemos compilado respuestas a las preguntas que se hacen a menudo, pero no dude en hacernos más.

A cash-out refinance loan is a type of refinancing that allows you to get cash back from your home equity.

Cash-out refinance loans can be a good option if you’re looking to access cash for any purpose, whether it’s to cover expenses, pay down debt or make home improvements. These loans often have more affordable terms than other types of financing, making them a great way to save money on interest and get out of debt faster.

With a conventional refinance, you can lower your interest rate or monthly payments, but you won’t receive any cash back. While your monthly costs may be lower, you won’t have extra funds to tackle any debt or make any home improvements.

The cash you receive from a cash-out refinance loan can be used for any purpose you choose.

Algunos usos comunes incluyen saldar deudas que tienen altas tasas de interés, realizar arreglos o reparaciones a la casa, invertir en otras propiedades y pagar gastos.

The cash you receive from a cash-out refinance loan is typically available as soon as your loan closes. You’ll usually have to pay the money back over time, though you may be able to choose a repayment schedule that fits your needs. Once you’ve repaid the loan, any remaining equity in your home will belong to you.

To qualify for a cash-out refinance, you’ll need to have at least 20% equity in your home. This means that your home must be worth more than you owe on it. If you have less than 20% equity, you may still be able to qualify for a cash-out refinance; but you’ll likely have to pay for private mortgage insurance.

The interest rate on a cash-out refinance loan is usually lower than the interest rate on other types of financing such as personal loans or credit.

This is because cash-out refinance loans are secured by your home’s equity, which means the lender is at less risk of not getting their money back if you default on the loan.

A cash-out refinance goes through many of the same steps required to close a conventional purchase loan. Similar to when you purchased your home, you will need another home appraisal for a cash-out refinance so that we can establish the value of the home.

Once the value is determined, we can finalize the details of your loan to calculate how much cash you can borrow with a cash-out refinance.

When you close your cash-out refinance, you’ll need to account for several costs. These can include fees for appraisal, origination and title insurance. These typically range from 2-4% of your total loan amount.

You’ll also need to factor in the cost of any points or up-front PMI costs you choose to pay. All costs will be clearly outlined as your loan is processed and before you close.

Empecemos a tramitar su hipoteca
Purchase or Refinance(Required)
This field is for validation purposes and should be left unchanged.

Cash-Out Refinance Loan Benefits
  • Potencial para bajar su tasa de interés actual
  • Plazos más largos
  • Aprovechar del capital acumulado para pedir prestado en efectivo
  • Ninguna restricción sobre el uso de los fondos
  • Acceso inmediato a los fondos en suma global
  • Pagos mensuales fijos
ES