Refinanciamiento con desembolso de efectivo

Ser dueño de su propia casa es una inversión importante, una que le ayuda a aumentar el capital acumulado (también conocido como "el valor líquido"). Afortunadamente, usted no tiene que esperar hasta saldar la hipoteca antes de tener acceso al capital acumulado en su casa. Usted puede transformar el capital acumulado en efectivo por un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo.

Un refinanciamiento con desembolso de efectivo es un préstamo hipotecario nuevo que reemplaza su hipoteca actual y le da efectivo en el cierre. 

Empecemos a tramitar su hipoteca

¿Qué es un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo?

Un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo es una categoría de hipoteca que permite a los dueños de casa aprovechar del capital acumulado, el fruto de la inversión que han hecho en su vivienda. En esencia, uno contrata una hipoteca nueva con un monto más alto como reemplazo de la hipoteca actual para recibir la diferencia en efectivo al cierre. 

Este efectivo se puede usar para cualquier propósito que usted escoja, como para reparaciones y mejoramientos a la casa, pagar deudas acompañadas de altas tasas de interés o invertir en una otra propiedad. Un refinanciamiento con desembolso de efectivo es una gran manera de pedir prestado efectivo de su casa sin tener que obtener una segunda hipoteca o una línea de crédito garantizada por la plusvalía (HELOC, por sus siglas en inglés).

Mientras que usted tenga varias opciones cuando decide financiar —sea tratar de cubrir los gastos, pagar una deuda que lleva elevado interés, liquidar deudas estudiantiles u otras necesidades—, podría ser que esas otras posibilidades no ofrezcan condiciones asequibles. Aquí entran los préstamos de refinanciamiento con desembolso de efectivo. 

Si el préstamo hipotecario original con que compró su casa fuera convencional, FHA o VA, usted podría cualificar para un refinanciamiento con desembolso de efectivo. El proceso de cualificación es similar al de un préstamo para comprar convencional. Tiene que satisfacer los requisitos establecidos por la Fannie Mae (Asociación Federal Nacional Hipotecaria) y la Freddie Mac (Corporación Federal de Préstamos Hipotecarios), agencias patrocinadas y supervisadas por el gobierno federal. Por medio de estos requisitos, hay opciones flexibles para el refinanciamiento.

Cómo conseguir un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo

Para confirmar si un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo es la mejor opción para lograr sus metas financieras, ¡conecte con nosotros en Compass Mortgage! Para ayudarle a empezar, hemos hecho un resumen de los pasos y la documentación que se necesitan para ayudarle a entender lo que se requiere para obtener la aprobación.

El proceso de refinanciar

  • ¡Póngase en contacto con nosotros!
  • Le ayudaremos a evaluar si sea beneficioso refinanciar su hipoteca actual
  • Analizaremos . . .
    • La tasa de interés que tiene ahora
    • Su puntaje de crédito
    • El valor actual de su casa (a base de una tasación nueva)
    • El capital acumulado (que usted tiene en su casa)

 

Estaremos con usted durante todo el proceso que conduce al cierre, el momento clave cuando puede comenzar a aprovechar del capital acumulado con el dinero que recibirá.

Requisitos para el refinanciamiento con desembolso de efectivo

Estos son los requisitos comunes para cualificar para un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo. Si tiene preguntas acerca de estos requisitos, ¡estamos a la orden!

  • Puntaje de crédito: 620 o más. (Puntajes crediticios más altos a menudo resultan en tasas de interés mejores.)
  • Ingresos consistentes: (Se necesitará documentación para la suscripción.)
  • Verificación e historial del empleo: (También para la suscripción.)
  • Relación deuda-ingreso total (DTI, por sus siglas en inglés): al 43% o menos. (Otro componente de la suscripción. Muestra cuánto de su ingreso mensual se usa para pagar su deuda.)
  • Relación préstamo-valor (LTV, por sus siglas en inglés): al 80% o menos. (Este cálculo significa que el capital acumulado suyo equivale por lo menos el 20% del valor total de la casa. Si se requiere el seguro hipotecario privadoPMI, por sus siglas en ingles—, una LTV menor del 80% podría eliminar la necesidad del PMI y así otorgar el potencial de pedir prestado el monto máximo.)
  • Historial de pagos fiables. (Mostrar pruebas de pagos fiables y puntuales para su hipoteca actual o del pasado también ayuda al solicitar un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo.)

Preguntas frecuentes sobre préstamos de refinanciamiento

Aprovechar al máximo su vivienda en relación con sus objetivos financieros tiene un impacto grande en su vida. Está bien que tenga preguntas. Hemos compilado respuestas a las preguntas que se hacen a menudo, pero no dude en hacernos más.

Un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo es una categoría de refinanciamiento que le permite obtener efectivo del capital acumulado suyo en su casa.  

Este tipo de préstamo hipotecario puede ser una buena alternativa si quiere tener acceso a efectivo para cualquier propósito, sea para cubrir los gastos, reducir la deuda o hacer mejoramientos a su casa. Estos préstamos tienen condiciones más asequibles que otros tipos de financiación, de modo que representan una gran manera de ahorrar dinero por lo que se paga de interés y salir de deudas más rápido.

Con un refinanciamiento convencional, usted puede bajar la tasa de interés o los pagos mensuales, pero no recibirá el desembolso de efectivo. Mientras que los pagos mensuales pueden ser menos, no tendrá fondos adicionales para afrontar cualquier deuda o hacer renovaciones caseras. 

El dinero que recibe de este préstamo se puede usar para el propósito que usted elija. 

Algunos usos comunes incluyen saldar deudas que tienen altas tasas de interés, realizar arreglos o reparaciones a la casa, invertir en otras propiedades y pagar gastos.

Los fondos que recibe del desembolso de efectivo generalmente están disponibles apenas cierre el préstamo. En circunstancias normales, usted tendrá que reembolsar los fondos con el tiempo, aunque podría escoger un plan de pagos que cuadre con sus necesidades. Una vez que haya saldado el préstamo, el capital acumulado restante en la casa será suyo. 

Para cualificar este tipo de préstamo hipotecario, usted deberá tener por lo menos el 20% de capital acumulado (o valor líquido) en su casa. Esto significa que su casa obligatoriamente valdrá más de la deuda que tiene por la casa. Si tiene menos del 20%, podría ser que cualificara para un refinanciamiento con desembolso de efectivo, pero es probable que tenga que pagar por PMI. 

Normalmente, la tasa de interés en un préstamo de refinanciamiento con desembolso de efectivo es más baja que la de otras clases de financiamiento como préstamos personales o crédito común. 

Esto es así porque los préstamos para refinanciamiento se aseguran con el capital acumulado —el valor líquido— que el dueño tiene en la propiedad, lo que significa que el prestamista tiene menos riesgo de perder el dinero si el prestatario falla en reembolsar el préstamo. 

El refinanciamiento con desembolso de efectivo toma muchos de los mismos pasos que se dan para cerrar un préstamo hipotecario convencional para la compra. En forma similar a la compra, usted necesitará otra tasación para establecer el valor de su vivienda.

Una vez que se determine el valor, podemos finalizar los pormenores de su préstamo para calcular cuánto efectivo usted puede pedir prestado a través de un refinanciamiento con desembolso de efectivo.

Cuando cierre su préstamo, usted tendrá que dar cuentas de varios costos. Estos pueden incluir tasas para la tasación, la emisión del préstamo y el seguro de título. Estas tarifas oscilan entre el 2 hasta el 4% del monto total del préstamo hipotecario.

Deberá agregar el costo de los puntos —a veces llamados “puntos de descuento”— o los costos que usted determine pagar por adelantado por PMI. Resumiremos todos los costos mientras se tramite su préstamo y antes del cierre.

Recuerde: En Compass Mortgage, estamos aquí para ayudarle con el refinanciamiento. ¡Póngase en contacto con nosotros!

Empecemos a tramitar su hipoteca

Beneficios del refinanciamiento con desembolso de efectivo
  • Potencial para bajar su tasa de interés actual
  • Plazos más largos
  • Aprovechar del capital acumulado para pedir prestado en efectivo
  • Ninguna restricción sobre el uso de los fondos
  • Acceso inmediato a los fondos en suma global
  • Pagos mensuales fijos
ES